Coges un papel, “doblas, doblas, doblas, y tienes el abanico”, sugirió el miércoles el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, en declaraciones en la Cadena Ser, a propósito de cómo hacer frente en las escuelas a la ola de calor que está azotando España con temperaturas de hasta 42 grados. “No todo lo soluciona el aire acondicionado”, insistió. Sus palabras, sin embargo, no parecen haber convencido a muchos españoles que se han precipitado a comprar precisamente este tipo de aparatos para refrigerar su vivienda, como constatan en las grandes superficies y las tiendas online.

Las cifras proporcionadas por los comercios hablan por sí solas. Las ventas de artículos de climatización en el Corte Inglés se han incrementado un 855% con respecto a los mismos días del año pasado, según fuentes de la compañía, “sobre todo los de entrega rápida, en menos de dos horas o en la franja horaria que el cliente elija”. Amazon también asegura que ventiladores y aire acondicionado se han vendido masivamente, en este caso un 241,2% más que el año pasado. En comparación con la media de los 21 días anteriores, esta semana las temperaturas, que al principio ya eran inusualmente altas y que desde el jueves se han convertido directamente en una ola de calor, han empujado los usuarios del gigante de la distribución online a multiplicar por tres la compra de estos productos. Desde MediaMarkt señalan un aumento de las ventas de ventiladores y aires acondicionados del orden del 100%.

La cadena de electrodomésticos Worten dice también que esta semana se han vendido el doble de aparatos para el aire acondicionado que el año pasado. “Lo que venimos constatando desde hace unos años es que el verano llega cada vez más pronto y tiende a irse más tarde”, dice el jefe de producto de la cadena, Manuel Rodríguez Moreno. “No es raro que haya una ola de calor, cada verano hay dos o tres, pero lo verdaderamente atípico es que esta vez ha llegado muy pronto”, subraya Moreno.

Temperaturas tan altas mientras falta casi una semana al inicio del verano hacen que en lo que va de junio Leroy Merlin haya visto crecer un 40% la venta de productos de climatización y ventilación, con respecto al mismo período del año anterior, un 2016 que ya había sido muy positivo para esta cadena de utensilios para el bricolaje. “No recuerdo una ola de calor tan temprana por lo menos en los últimos 15 o 20 años”, afirma el director de mercado de Leroy Merlin España, Carlos Fernández. “Solo en la primera quincena de junio hemos facturado los mismo en este tipo de productos que entre enero y mayo”, añade el responsable, quien señala que solo esta semana han vendido un 50% más de aparatos de aire acondicionado que en los mismos días del año pasado. “Si se confirman las previsiones, este será un año excepcional”.

De momento no hay ningún problema con los stocks, indican los responsables de Worten y Leroy Merlin y desde MediaMarkt. “La campaña para el verano se cierra en diciembre, así que esta ola de calor no afecta a nuestra provisiones”, explica Moreno, quien admite que una ruptura de stock podría ocurrir solo a finales de julio, en el caso de que estas temperaturas excepcionalmente altas no dieran tregua. “Hemos realizado incluso refuerzos porque todo apunta que el calor persistirá con temperatures muy altas en las próximas dos semanas”, admiten fuentes de MediaMarkt.

Lo que sí apunta Fernández es que muchos clientes, acuciados por el calor, no quieren esperar los dos o tres días que puede tardar la instalación del aire acondicionado con aparato fijo o por conducto, lo que les lleva a decantarse por las soluciones alternativas, es decir, el aire acondicionado portátil o los ventiladores de techo, que pueden ser un alivio sobre todo durante las noches más calurosas.

También lo confirman en Carrefour, que elude ofrecer cifras concretas sobre las ventas estos días pero asegura que “el cliente busca un producto que se pueda utilizar en el momento”. La urgencia, durante la ola de calor, aprieta.

Fuente